Prácticas y hechizos para proteger la energía de tu hogar

Prácticas y hechizos para proteger la energía de tu hogar
5 (100%) 1 voto

¿Quién no ha sentido la necesidad de ser próspero y feliz?

Muchas veces he pensado: “¿Qué me sucede?  Todo me sale mal. Mi vida es un desorden total.

¿Alguien me hizo brujería?  ¡¿Qué pasa?!

Tengo que volver a tener el control de mi vida. Alguien me ha dicho que para resolver esta situación, debería mover la energía de mi casa. ¿Tendrá algo que ver que últimamente todo está desordenado en lo material y en mi mente?”

A continuación, se darán algunos consejos sobre cómo cambiar la energía de tu hogar cuando lo único que buscas es mover un poco la energía, estar en un espacio armonioso y que nada te perturbe.

También, si alguna mala energía está abriéndose paso a entrar a tu hogar o si tienes encima muchas malas vibraciones, aplicar lo que será relatado, hará que se disipen y que puedas ser feliz y vivir tranquilo en un lugar donde la energía te favorezca y tengas el control de lo que transcurre. Se usarán métodos que no son agresivos, magia totalmente blanca y principalmente, sólo aprenderás a mover la energía cuando lo que hay a tu alrededor es negatividad, pesadez o malas vibras leves.

proteger tu hogar hechizos

Después de aprender a mover la energía para casos así, también se relatarán algunos hechizos un poco más potentes cuando lo que hay en tu hogar es más fuerte o si alguien te hizo brujería.

El año pasado tuve mucho trabajo y mi casa empezó a ser el desván de todos. Por dondequiera me topo con cajas y bolsas, encuentro cosas que guardé por si se ofrecen pero cuando busco algo que necesito ni siquiera me acuerdo en donde está. Por si fuera poco también mi salud se empezó a deteriorar.

Afortunadamente logré salir de esa situación y a continuación les compartiré la manera en que lo conseguí, pues es mágico lo que me ha sucedido.

En primer lugar hay que sacar todo de cada cajón, de cada armario, de cada mueble que haya en tu casa. Revisa minuciosamente cada prenda de vestir, cada objeto que encuentres. Yo guardaba, todo lo que te puedas imaginar: bolsas que tiene años que no uso, aretes , collares y anillos que me compré hace mucho tiempo, blusas y vestidos que hace 25 años se me veían muy bien y que ahora ya se me ven ridículos, además de que están pasados de moda.

También en la vitrina del comedor encontré entre mis tazas de juegos de té, boletos para rifas de casas, coches y pantallas; veladoras medio usadas, llaves de casas que renté antes de venir a vivir aquí. Pero además encontré en un clóset los juguetes de mis hijos que hace años ni siquiera se acuerdan que los tuvieron y jugaron alguna vez.  Cochecitos sin ruedas, muñecas sin vestido con los cabellos cortados y llenas de mugre las pobres, pedazos de tela con las que les iban a hacer sus vestidos mis niñas que ahora son unas adolescentes preciosas con más ganas de ir a fiestas que otra cosa.

Radio,  DVD, video, cargadores de los primeros móviles que tuvimos, etcétera..

Realmente se sentía cargada, pesada en mi casa. Y claro que fue muy difícil sacar tanta cosa porque mi apego a lo que fuimos comprando mi marido y yo a través  de nuestra vida en matrimonio fue con mucha ilusión pero también con mucho esfuerzo. Todo objeto en tu hogar tiene una gran carga energética de la persona a quien le perteneció y de las vivencias que tuvo relacionadas a ese objeto y cuando están dentro de tu casa, toda esa energía se encuentra ahí también, así que debes ser muy selectivo con lo que permites que entre y permanezca dentro de tu hogar a modo de que la energía se vuelva más ligera.

Dicen que tu casa refleja  cómo están tus  pensamientos,  emociones  y sentimientos.  Al limpiar tu casa de cosas que no usas y por lo tanto no necesitas tener guardadas se alivia tu espalda de esa carga que sentías. Se siente una ligereza con mucha alegría y felicidad. Se siente una completa satisfacción por haber limpiado tu casa y tu vida. Eso moverá la energía de todo, y dejarás de sentir pesadez y si posees algunos objetos que estén cargados de energía negativa, al deshacerte de ellos, te desharás de esa energía también y dejará de estar dentro de tu hogar y por ende, dejará de ser parte de tu vida.

Pero también es mágico mantener limpio de polvo y mugre. Al hacer la limpieza, barres las energías negativas y sacudes todas las impurezas que podrías meter después de los días de trabajo llenos de estrés.

proteger tu hogar

Debes utilizar productos ecológicos para limpiar, entre más biodegradables sean menos agresivo será para tu casa y para tus manos, además de que de esta manera contribuirás a mantener nuestro  planeta con menos contaminación y a tu energía libre de esa carga de contaminar.  Escucha la música que más te gusta mientras limpias, remueve tus recuerdos y tus emociones, haciendo más agradable la tarea de limpieza.

Recuerda que no sólo estás limpiando tu casa sino también tu espíritu pues la sensación que tendrás después de terminar será de completa armonía contigo misma. Toma agua para que también  vayas desintoxicando tu cuerpo. Abre las ventanas y puertas para que entre el aire cálido del día y  la frescura y la abundancia que la naturaleza nos da.

Al terminar de asear prepara una fragancia tú misma con esencias naturales como: cedro, canela y lavanda y colócala en un bonito florero o frasco para que despida sus propiedades: espiritualidad, prosperidad y relajación, además de su agradable aroma. O uno de limón con mandarina y rosas: esta esencia  te dará frescura, felicidad, energía, abundancia y calidez. Después puedes darte un baño para que elimines de tu cuerpo todas las impurezas y malas vibras que recogiste al hacer la limpieza. Un hogar limpio tiene el poder mágico de reunir a toda la familia con mucha felicidad y armonía.

Y si en alguna ocasión has sentido que te “rodean” malos espíritus, haz un recorrido por toda la casa, pasando en cada habitación por todas las paredes y hasta en las esquinas y rincones haciendo sonar muy fuerte un pandero o una sonaja.  También lo puedes hacer aplaudiendo o con una campana. Esto hará que esas malas energías que sientes, se muevan y se disipen.

Cuando sientes que estás muy cansado o muy triste y más aún, que últimamente tienes muy mala suerte y todo lo que haces te sale mal, empieza a llegarte a la cabeza la idea de que tal vez “te están haciendo brujería” o “te están haciendo un trabajo” y necesitas protección. Tal vez tendrás que recurrir a un chamán o tal vez a solicitar la protección de los arcángeles.

Aquí yo te propongo que  empieces por descargar  todas las vibraciones negativas que has estado recogiendo últimamente desde de que sales de tu casa al trabajo o a la escuela. Recuerda que en la calle hay mucha gente enojada, nerviosa, estresada, triste, que va dejando sus problemas en el aire y que tal vez tú, en un momento en que no dormiste bien, o tienes algún problema no resuelto estás muy expuesto a que ingresen en tu ser todas esas vibras negativas de las cuales hablábamos.

Hay una manera muy fácil y placentera de hacerlo. Cuando entres a tu casa, quítate los zapatos. Caminar con los pies descalzos es muy agradable, además de que se ponen en acción todas las terminales nerviosas que se conectan con los diferentes órganos de nuestro cuerpo: corazón, riñones, hígado, estómago, etc.

  • Hay un ejercicio que seguramente te gustará practicar: párate descalzo en el lugar preferido de tu casa, relajado con los ojos cerrados, respira lento y profundo varias veces imaginando al mismo tiempo cómo la energía negativa va saliendo por las plantas de tus pies. Acto seguido, imagina como una energía muy luminosa y positiva entra a tu cuerpo invadiendo de una sensación de bienestar a todo tu organismo y a tu mente sintiéndote realmente feliz y muy descansado.
  • Otro ejercicio que te recomiendo es el baño: bañarse para quitar de encima todo lo indeseable.

Puedes preparar en una jarra con 1 litro de agua, tres cucharadas de sal y tres cucharadas  de vinagre. Después del baño vaciar ésta agua preparada desde los hombros para que escurra por todo el cuerpo. Tanto la sal como el vinagre son purificadores.

Todo esto moverá perfectamente toda energía que esté en tu hogar robándote bienestar. Pero también, si hay alguien que en verdad está tratando de hacerte daño con magia y hechizos, probablemente necesitarás protegerte de eso con magia más potente y no únicamente moviendo energía y pensamientos, así que a continuación, van algunos rituales que puedes realizar para lograrlo.

El primer hechizo, es para eliminar toda posibilidad, si alguien te ha hecho brujería, no entre en tu hogar

proteger tu hogar de brujeria

Para hacerlo, vas a necesitar:

  • Un plato de vidrio
  • Un coco
  • Cascarilla (huevo que una vez seco, se muele y se le echa agua sagrada)
  • Una vela
  • Tabaco

Para llevarlo a cabo, toma el coco y comienza a pintarlo con la cascarilla. Mientras lo estás pintando, debes pedirle a Dios que abra tu camino y te abra las puertas a la estabilidad, a la par de que no permita que, si te han hecho brujería, que esa energía y malas vibras te toquen.

Una vez que está pintado, coloca el coco en medio del plato y enciende la vela. Esta vela representa la luz que se le ofrece a Dios para pedirle lo que quieres hacer, así se consagrará el coco para que abra y cierre caminos, cerrará los caminos de toda la energía negativa que haya sido lanzada hacia ti, la brujería y evitará que entre a tu hogar y perjudique tu vida. Coloca la vela encima del coco y posteriormente tienes que encender el tabaco, este es el que pone en efecto la vida y el poder del coco para hacer su trabajo y es con el tabaco que se cerrará el ritual.

Una vez que está encendido, introdúcelo en tu boca y haz lo opuesto a fumar, es decir, en vez de inhalar, sopla. Notarás que saldrá humo y este humo debes arrojarlo sobre el coco y a su alrededor. Esto fortalecerá el ritual y mientras lo haces, pide que tu casa esté protegida. Después, no apagues el tabaco, ponlo encima del plato y se debe apagar por sí solo.

Tu ritual estará terminado y debes colocarlo detrás de la puerta durante tres días. Asegúrate de encender la vela durante 5 o 10 minutos cada día. Al término de esos tres días, lo que procede es limpiar tu casa, pero tienes que hacerlo con el coco.

Toma una escoba y barre todo, pero a la par de estar limpiando, con ayuda de la escoba, debes pasear el coco por toda tu casa, incluyendo clósets, baños, asegúrate de rodarlo por toda habitación. Después de hacer esto, tienes que ir a una carretera y arrojar ahí el coco, para que algún automóvil siga moviendo esa energía que en algún momento le fue enviada a usted y sea eliminada.

Otra manera muy sencilla de evitar que entren malas energías a tu hogar, se hace con lo siguiente:

  • 4 velas pequeñas (2 amarillas y 2 blancas)
  • Limón
  • Sal

Tienes que colocar sal en cada puerta de tu hogar, alrededor de cada puerta y es importante que nadie pase por las puertas hasta que termines. En la sala, coloca las velas blancas, enciéndelas y espera a que se consuman y una vez que lo hayan hecho, barre la sal. Después, en cada esquina de la casa, coloca limones. Después de eso, enciende las velas amarillas. Estas protegerán tu hogar, el cual está ya limpio gracias a la sal y a las velas blancas y una vez que se consuman, retira los limones después de 7 días y, junto con ellos, se irá toda mala energía de tu casa.

Te puede interesar