Rituales de Magia Blanca

Rituales de Magia Blanca
Valora este artículo

La magia blanca puede definirse a grandes rasgos como el tipo de magia que no es utilizada de una manera malevolente y los rituales de magia blanca no tienen ningún tipo de connotación negativa detrás de sus intenciones ya que son utilizadas de manera amplia para el beneficio de la persona que realiza el ritual, como para la persona que se beneficia del conjuro o hechizo.

Publicidad

Los rituales existen desde los inicios de cualquier cultura, todas las tribus y reinos de la antigüedad practicaban sus propios tipos de rituales y hechizos, gracias a esto la creencia de que existen poderes superiores que podemos utilizar para traer vibras positivas al mundo presente y mejorar las situaciones y circunstancias como principal objetivo. Un ritual es primeramente un acto personal, en el que se busca cumplir una meta que se aspira con buenas intenciones, sin embargo, los rituales no ocurren únicamente por fuerza de nuestra propia voluntad, sino que ocurren por la confianza que tenemos al poder superior a quien sacrificamos algo. Aunque la verdadera confianza en uno mismo puede crear buenos resultados, que, hasta el simple hecho de escribir nuestros problemas en un papel, quemarlo y enterrarlo en el jardín puede ser un poderoso ritual.  Dicho esto, cabe mencionar que no existe un ritual correcto o incorrecto, un método bueno o malo, sino que depende primordialmente en la confianza a uno mismo y hacia la vida, Dios o el amor.

La magia blanca es el tipo de magia normalmente más utilizada y no recibe el mismo nivel de mala reputación como la que se le atribuye a la magia negra, la cual contiene connotaciones negativas y malignas relacionadas vinculadas a personas con motivos egoístas y violentos. La mayoría de los practicantes de magia se concentran principalmente en la magia blanca en la que existen muy pocas probabilidades de hacer daño a otra persona debido a la naturaleza inofensiva de sus hechizos.

Publicidad

Cómo comenzar a realizar rituales de magia blanca

Rituales de Magia Blanca

Existen muchos diferentes rituales de magia blanca, cada uno con beneficios distintos, sin embargo, todos tienen esencialmente el mismo paso inicial para realizarlo, y este es la realización de un circulo mágico, sin importar si es un ritual para conseguir dinero, amor, protección, etc., este es el primer paso. Para comenzar el ritual de una manera apropiada, primero que nada, hay que encontrar las cuatro direcciones exactas (este, sur, norte y oeste). Puedes utilizar un compás para orientarte en el caso de no estar completamente seguro de las direcciones.

Se comienzan todos los rituales haciendo un circulo alrededor tuyo con toda tu concentración. Visualiza con todas tus fuerzas que te encuentras en medio de una esfera de luz dorada, esta esfera es impenetrable para los seres inmateriales, como los espíritus o fantasmas. Puedes marcar el circulo físicamente utilizando velas, gises, sal o piedras; esto puede ayudarte a sentirlo más intensamente.

A inicio haz el circulo mágico en la dirección de las manecillas del reloj, después concéntrate en purificar todo el espacio interior del círculo. Comienza a dirigir tu mirada hacia la dirección este, visualiza el color en esa dirección y llama al arcángel correspondiente nombrando los nombres de Dios.

Este

  • Elemento: Aire
  • Ángel: Rafael
  • Color: Amarillo
  • Dios: JHVH, EXARP

Sur

  • Elemento: Fuego
  • Ángel: Miguel
  • Color: Rojo
  • Dios: Elohim, BITOM

Oeste

  • Elemento: Agua
  • Ángel: Gabriel
  • Color: Azul
  • Dios: El, HCOMA

Norte

  • Elemento: Tierra
  • Ángel: Uriel
  • Color: Verde
  • Dios: Adonaj, NANTA.

Una vez hecho lo descrito en el párrafo anterior, se realiza el ritual elegido, ya sea de amor, prosperidad, dinero protección. Cuando el ritual es terminado, se le da las gracias a cada una de las entidades por su ayuda y se despide a todos los arcángeles. Para finalizar debemos de realizar el ritual de cancelación; esto se hace deshaciendo el circulo que dibujamos anteriormente, ahora en dirección contraria a las manecillas del reloj.

Los arcángeles: seres divinos que proveen armonía y positividad

Seres sagrados pertenecientes de energía espiritual superior, entes divinos o energías que proveen armonía y buena vibra a nuestra vida y las demás. En cualquiera de las definiciones y culturas, los poderes que se les conceden a estos seres son similares y nos pueden ayudar a traer prosperidad al mundo terrenal. Cada ángel pertenece a un grupo, o jerarquía de ángeles con del mismo tipo.

Publicidad

Rituales de Magia Blanca

Los ángeles no funcionan solamente en el mundo exterior, sino que también dentro de nuestros cuerpos materiales y en la energía de nuestros cuerpos terrenales. Al llevar a cabo apropiadamente cualquiera de los diferentes rituales, crear círculos mágicos, tenemos que visualizar lo mejor posible a estos entes y conocer enteramente su esencia y poderes; de esta manera nuestra conexión con ellos será mucho más intensa si los invocamos desde nuestra esencia pura y con el amor de nuestro corazón.

Arcángel Miguel:

Es un ángel con gran posición dentro de la jerarquía de ángeles. Las vocales que conforman su nombre (Ma-Ha-El) significan “Dios todo poderoso”, o “quien es como Dios”.  El arcángel Miguel es un ente de luz y fuego, su color es un rojo y la mejor manera de invocarlo es concentrando tu mente en su luz roja.

Arcángel Gabriel:

Es el segundo arcángel más poderoso después de Miguel, en el lenguaje del antiguo Egipto su nombre se pronunciaba como Kha-Vir-El. “Kha” significa deseo, sentimiento y expresa el amor, “Vir” se relaciona con el elemento del agua. El color de Gabriel es el azul, como el cielo azul en sus diferentes tonalidades. Él es el amo del agua y todos los líquidos, además de tener su propio reino en el mundo físico.

Arcángel Rafael:

El tercer arcángel más importante es Rafael, en el antiguo Egipto su nombre representa al Sol y a las frecuencias/vibraciones. De esta manera el nombre de Rafael hace referencia a la energía. El color que lo representa es el violeta, al ser el violeta una fusión entre el color rojo de Miguel y el Azul de Gabriel, esto representa la tarea de Rafael la cual es crear una plataforma de comunicación entre estos dos arcángeles. Todo el planeta es de su dominio debido a que él es el que controla las fuerzas electromagnéticas. El color de la comunicación y el aire es el amarillo, utilizar este color para invocarlo es la manera de obtener su ayuda.

Arcángel Uriel:

Él se encarga de coordinar el trabajo que realizan todos los otros ángeles dentro del cuerpo humano. En la pronunciación egipcia es llamado como Ur-Ra-El, “Ur” significa universo y “Ra” es la palabra para el sol. Juntando cada silaba del nombre se componen las palabras universo, sol y Dios. El arcángel Uriel es quien general el balance de las leyes universales que rigen a todos los seres humanos. Mantiene la armonía entre todas las sustancias y elementos. Su color es la luz blanca/plateada en todas sus facetas. En la magia es representado con el elemento de la tierra y su color es el verde.

Existe otro ángel más que influencia a los seres humanos, su nombre es Samael. Aunque no es un arcángel, es el ángel que provee la materia que nos conforma a todos nosotros. Él representa a Lucifer, el arcángel de la luz y la dualidad. Samael nos brinda, en cooperación con los demás arcángeles, la materia para crear nuestros huesos, carne y órganos. Miguel nos da físicamente el calor y la sangre, Gabriel se encarga de nuestros líquidos corporales, mientras Rafael nos brinda la vitalidad para mantener nuestra buena salud. Este proceso sucede todas las noches y mientras dormimos los arcángeles restauran la armonía y salud de nuestros cuerpos.

Las leyes de la magia blanca

Rituales de Magia Blanca

Existen algunas leyes que rigen a los elementos y fundamentos con las que funciona la magia blanca, estas leyes son explicaciones que nos hablan acerca de cómo funciona el universo en el que vivimos y de qué manera podemos hacer para que funcione a nuestro beneficio, de esta forma podemos apoyarnos a nosotros mismos a encontrar equilibrio viviendo de la manera más positiva y correcta posible.

La ley de la atracción (resonancia):

La palabra resonancia viene del latín “sonido que viene de otro sonido”, significa que lo que mandamos siempre regresa a nosotros. O, en otras palabras, que nuestro ambiente es una reflexión de nosotros mismos. Atraemos a las personas en nuestro mundo, situaciones y cosas con las que resonamos, mismas con las que vibramos en la misma frecuencia. Nuestro ambiente siempre nos muestra la manera en la que resonamos, cuando alguien es agresivo y lleno de odio, su ambiente le responde de la misma manera y esa persona apenas recibirá amor casi imperceptible. Serán pagados con la misma moneda. Alguien que se preocupa por los demás y siempre confronta sus temores, cualquiera que viva lleno de amor y alegría atraer situaciones que le brinden más alegría y amor. Las personas que tocan algún instrumento musical como la guitarra pueden entender muy bien esta ley, cuando tocas una nota en cualquier otro instrumento y esta es la misma nota que en tu guitarra, la cuerda resonará.

La ley del karma:

El karma proviene de una palabra sánscrita y significa “acción” pero también significa que esa acción tiene una causa y efecto. Todos los procesos son la sumatoria de las acciones y reacciones, lo que significa que la energía que emanamos nos atrae causas y efectos debido a que la energía nunca desaparece. Los que envíanos, regresa a nosotros. Si nos golpeamos a una pared, la pared afectará nuestro puño en la posición contraria. De esta manera podemos decir que, si realizamos buenas acciones, por ejemplo, dar dinero a una persona necesitada, el dinero regresará a nosotros eventualmente cuando lo necesitemos; no necesariamente de parte de la misma persona a la que se lo dimos. El destino será quien decida por su cuenta cuándo, dónde y cómo sucederán las cosas. Si le salvamos la vida a una persona, alguien nos salvará la vida también.

Desde el punto de vista del karma, en el mundo todo lo que sucede debe de tener un sentido y una lógica. Esto significa que cada pensamiento, toda acción y emoción es ineludible, y regresará a nosotros como un búmeran. Todas las malas experiencias que ocurren en nuestras vidas no son un castigo divino proporcionado por dios, sino que nos sirven como parte de nuestro viaje hacia el enriquecimiento de nuestra alma y el autorealizamiento de nuestra mente para obtener conocimiento y experiencias. La ley del karma nos enseña que siempre hay que confrontar el mismo problema hasta que esté resuelto, también nos demanda el tener una enorme responsabilidad por nuestras acciones y atenernos a nuestro destino.

Las diferentes prácticas de magia blanca

Mudra:

Esta es una práctica basada alrededor de los gestos de las manos y las señas, se deriva del hinduismo y budismo. Es un ritual en el que se utilizan las manos para invocar energía basada en los gestos de las manos. No siempre es asociada con la magia, sino con la invocación de deidades en las que cada una representa a los elementos del universo.

Protección:

Son los tipos de hechizos mágicos utilizados por las personas para cubrir su deseo natural de protegerse a ellos mismos y a sus seres queridos, debido a que es una necesidad inherente de todo ser humano se le considera magia blanca. Sin embargo, hay hechizos que pueden ser utilizados para cegar a otras personas, en este caso se le consideraría magia gris.

Saneamiento/exorcismos:

El sanar es considerado un milagro en muchas religiones y deidades, debido a que incluye el tener que transferir la salud y las energías positivas de una persona a otra, se le considera magia blanca. Los exorcismos también involucran el quitar las energías negativas y malignas de una persona, así que se considera magia blanca.

Bendiciones:

Una parte importante del arte de la magia involucra la habilidad de transferir energías positivas a una persona u objeto. Todo lo relacionado con la positividad es considerado magia blanca.

Para concluir, es importante mencionar que la magia blanca es la rama más amable y beneficiosa de toda la magia, tiene todas las intenciones benevolentes y busca mejorar nuestra vida y la de otros, a diferencia de la magia negra que vela por el lado malvado y oscuro de la magia con intenciones negativas. Recomendamos que, si buscas practicar el arte de la magia, te mantengas en el lado de la magia blanca en oposición al lado maligno de la magia negra.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicidad

Te puede interesar