Las cartas del tarot

Una de las prácticas más comunes que ha logrado abrirse camino en todo el mundo, es la lectura e interpretación de las cartas del tarot. Esto se hace con el fin de conocer el pasado, confirmar el presente y adivinar el futuro, y es una práctica que hoy en día muchas personas realizan buscando consejo sobre las decisiones que tomar.

Si bien es verdad que te encontrarás con muchas personas que te pueden ofrecer los servicios de leerte las cartas y decirte que es lo que estas representan, pocas personas saben que no se necesitan grandes conocimientos o experiencia previa para aprender este antiguo arte. Todas las personas que busquen adiestrarse en el arte de leer las cartas del tarot pueden llegar a ser expertos en la disciplina, y si este arte ha despertado un interés es ti, muy probablemente es la señal que necesitabas para decidirte a aprender a leer las cartas.

A continuación, hablaremos sobre el origen del tarot, los diferentes tipos que existen y las distintas maneras en que puedes aprender a leerlo. Si quieres conocer todo sobre cómo aprender a leer las cartas del tarot, te invitamos a que continúes leyendo.

¿Qué son las cartas del tarot?

Las cartas del tarot

Empecemos por lo básico. Quizá te preguntes en qué consisten este tipo de cartas y cómo se diferencian de otros juegos de barajas. Las cartas del tarot son una baraja de naipes que consta de 78 piezas, cada una con una simbología y categoría diferente. Podrás encontrar que hay varias ediciones de estas cartas, siendo una de las más populares y utilizadas la Rider-Waite, aunque también existe la Morgan-Greer, que se considera un clon de la anterior.

Lo aconsejable es que revises varios tipos de naipes hasta que encuentres uno con el que te sientas conectada y cómoda, por lo que puedes pedir consejo al respecto, buscar recomendaciones o preguntar en la tienda esotérica por las características de cada una. Una vez que hayas encontrado un juego de naipes con el que te sientas totalmente conectada y que puedas maniobrar fácilmente, es momento de que te familiarices con la consistencia de las cartas.

Estas cartas a su vez están divididas en arcanos mayores y menores.

La palabra arcano, provienen del latín arcanum que se puede traducir como secreto o misterio.

Los arcanos menores son 56 cartas que se han dividido a su vez en 4 palos, de la misma forma que está dividida una baraja común. A veces se utilizan los que encontramos en la baraja española, como los oros, copas, espadas y bastos. Otras veces se usan los utilizados en la baraja francesa, como el pique, el corazón, el trébol y el diamante. Siempre tienen que incluir también:

  • Las bajas o falsas, que están numeradas del 1 al 10
  • Los honores o figuras, que son los personajes que conforman la corte. Reina Rey, Sota y Caballero.

• Los arcanos mayores, o también conocidos como triunfos mayores, son 22 cartas en las que se muestra el número romano de cada carta más una decoración de la misma. Cada imagen representa un arquetipo con muchos simbolismos, y no tienen un orden específico o predeterminado.

Los 22 arcanos mayores

Las cartas del tarot

I. El primer arcano es el Mago, quien representa la naturaleza masculina, el principio de acción y no contemplación y la hombría. Se puede interpretar como el sentido de la comunicación o la difusión, el discurso y la acción en el mundo. A veces también simboliza iniciación o posesión de conocimientos y sabiduría superior.
II. El segundo arcano es la Papisa o la gran Sacerdotisa. Su significado es el de la sabiduría, la contemplación, la meditación y la reflexión interior. Se asocia con el manejo de las fuerzas espirituales y el cosmos. Es la contraparte femenina del mago.
III. La emperatriz es el arcano número 3 y está asociada con la vía láctea, la gravedad física y la fortaleza femenina de una mujer sexualmente activa. Representa a una mujer dominante que actúa para realizar sus fines, a diferencia de la Sacerdotisa quien representa una naturaleza pasiva y contemplativa.
IV. El arcano número 4 es el emperador, quien comúnmente es asociado con la virilidad y la realeza. Se Asocia con el poder masculino y es la contraparte de la emperatriz.
V. El Hierofante o el Sumo sacerdote es el siguiente arcano, el cual está comúnmente asociado con los planetas, las interacciones y el magnetismo. También lo encontramos como la representación acertada de la religión.
VI. Después de esto encontramos al Enamorado, muchas veces encontrado también como los enamorados o los amantes. Este está asociado con la necesidad de elección y se relaciona con los impulsos pasionales o románticos. También puede representar la elección de un camino en lugar de otro, o incluso al amor en su sentido tradicional. Si se encuentra invertido es señal de una decisión destructiva.
VII. El siguiente arcano es el Carro, el cual representa el control de la mente humana sobre las pasiones o los instintos. También puede representar la guerra y las luchas que llevamos a cabo contra los enemigos y los obstáculos que nos rodean.
VIII. El arcano número 8 corresponde a la Justicia, el cual no solo se representa a si mismo, si no que también simboliza el sostén de la moralidad personal, la inteligencia, la sensatez, la moderación y la satisfacción por los éxitos avanzados.
IX. El ermitaño es el arcano número 9, y representa aquella introspección y meditación en solitario, así como la necesidad de conocernos a nosotros mismos y retirarnos del mundo para entender lo que se ha aprendido.
X. El arcano de la Rueda de la Fortuna es el número 10, y si lo encontramos podemos saber que representa el vaivén de la vida, así como el destino y el karma que pueda afectarnos por las decisiones que hemos tomado.
XI. Después encontraremos la fuerza, cuyo significado radica en la fuerza de voluntad que se antepone a los problemas que puedan surgir en la vida, así como las diferentes maneras de solucionarlo y encausarlo.
XII. El ahorcado es el arcano número 12, y por lo general se asocia con el sacrificio de nosotros mismos y la paciencia ante las adversidades, sabiendo que con esfuerzo podremos realizar cualquier cosa que nos propongamos.
XIII. El arcano siguiente generalmente se le conoce como “el arcano sin nombre” ya que es preferible evitar este número. Encontraremos la imagen de la muerte, lo cual no tiene que ser necesariamente un elemento negativo, ya que esta representa todos los cambios que debemos llevar en la vida, el cierre de ciclos y el resurgimiento de otros, recordándonos que tarde o temprano todos pasaremos por estos cambios.
XIV. La templanza es el arcano número 14 y representa la necesidad de ajustes, balances y equilibrios en nuestra vida. También se asocia con la resurrección y el abordar los problemas con serenidad en cualquier escenario.
XV. El diablo es el siguiente arcano, y este representa los deseos materiales, los vicios, la lujuria y todo lo que tiene que ver con los excesos. Comúnmente la podemos asociar con el apego a las cosas materiales e intrascendentes.
XVI. La Torre, es una carta que comúnmente se asocia con la arrogancia y la destrucción. Su simbología generalmente representa el salir de la zona de confort y admitir nuestros errores para ser mejores personas, de manera en que la arrogancia no nos consuma.
XVII. La estrella es el tarot número 17 y suele representar la esperanza y la fe, la armonía radiante y el equilibrio activo de nuestra persona. Es una carta muy positiva y que nos trae muy buenos augurios.
XVIII. La Luna es el siguiente arcano, y puede representar lo desconocido en nuestra alma y la eternidad, como nuestros miedos y tristezas más profundos a los cuales no nos queremos enfrentar.
XIX. El sol es la contraparte de la luna, y simboliza el éxito, el renacimiento, la alegría y la calidez que hay en nosotros una vez tenemos la certeza de que podemos enfrentarnos a todos los problemas que lleguen a ocurrir.
XX. El Juicio. El arcano número 20 representa la transformación en muchos sentidos, así como el resultado final de un esfuerzo o trabajo. Comúnmente también simboliza los triunfos sobre las situaciones difíciles o desfavorables.
XXI. El arcano número 21 corresponde al mundo, y simboliza la elevación espiritual, el momento en que dejamos de ser y empezamos a sentir la paz que viene con olvidarnos de lo mundano. Representa también confianza y honradez para afrontar todo tipo de problemas.
XXII. El último arcano corresponde al Loco. Comúnmente se le representa sin número o con el número cero. Este arcano representa el cuánto y la dualidad del tiempo y espacio. Se le asocia también con los héroes solitarios que buscan combatir el mal.

Los arcanos menores

• Rey de oros: Representa la estabilidad económica y social
• Reina de oros: representa el lujo y el dinero, la organización y la eficiencia.
• Caballero de Oros: Representa la ambición, el triunfo y el trabajo.
• Sota de oros: Representa el ahorro y el comienzo de nuevos proyectos.
• X de oros: Representa las normas sociales y las tradiciones.
• XI de Oros: Representa la realización, la abundancia y la felicidad.
• VIII de oros: Representa la suerte en los negocios y la estabilidad económica.
• VII de oros: Representa las ganancias económicas y los negocios fructíferos.
• VI de oros: Representa sueldos bajos y presupuestos apretados.
• V de oros: Representa problemas de dinero e inestabilidad económica.
• IV de oros: Representa el ahorro y el patrimonio
• III de oros: Representa el éxito en las inversiones y las finanzas
• II de oros: Representa negocios bien planeados y éxito financiero.
• As de Oros: representa nuevos proyectos, prosperidad y orgullo.
• Rey de copas: Representa el profesionalismo justo, la inteligencia y la habilidad para las artes y la religión.
• Reina de copas: Representa el ayudar a los demás, el ser amable y soñadora
• Caballero de copas: Representa lo sueños, la proposición, las invitaciones y la seducción.
• Sota de copas: Representa la sensibilidad, la habilidad para comunicar y el inicio de un nuevo amor
• X de copas: Representa el pasar la página y el obtener nuevos amigos y amores, así como matrimonios y paz en el hogar.
• IX de copas: Representa la necesidad de seguir adelanta y superar las relaciones tóxicas.
• VIII de copas: Representa el equilibrio emocional y el rechazo por las normas sociales establecidas.
• VII de copas: representa la armonía y la estabilidad en el amor.
• VI de copas: representa el desamor y la insatisfacción.
• VI de copas: representa el desengaño y los problemas de pareja
• IV de copas: Representa las nuevas ambiciones
• III de copas: representa la abundancia y las cosas positivas,
• II de copas: Representa el matrimonio o las declaraciones de amor.
• As de copas: Representa la fertilidad y el talento.
• Rey de espadas: significa la buena estrategia y el sentido común
• Reina de espadas: significa el autoritarismo o la separación
• Caballero de espadas: significa las peleas y las utopias
• Sota de espadas. Significa estudios e intelectualidad
• X de espadas: significa cambios inminentes y bruscos.
• IV de espadas: significa el final de un ciclo
• VIII de espadas: significa el miedo al futuro o inseguridad
• VII de espadas: significa victoria en tus luchas.
• VI de espadas: significa retraso en los resultados esperados
• V de espadas: significa luchar por las obligaciones
• IV de espadas: significa evolución positiva.
• III de espadas: significa victoria con la justicia
• II de espadas: significa peligro y tensiones
• As de espadas: significa: luchas y peleas.
• Rey de bastos: indica sabiduría, fuerza y equilibrio
• Reina de bastos: indica amistad, honestidad y pasión.
• Caballero de bastos: indica luchar por conseguir algo.
• Sota de bastos: indica buenas situaciones de trabajo
• X de bastos: indica renovación interior
• IX de bastos: indica necesidad de renovación por cansancio.
• VIII de bastos: indica serenidad e ideas claras
• VII de bastos: indica entusiasmo y buena salud.
• VI de bastos: indica debilidad física y emocional.
• V de bastos: indica alcanzar una meta exitosamente.
• IV de bastos: indica confianza y estabilidad mental.
• III de bastos: indica placer y felicidad.
• II de bastos: indica mejora y solución de dudas.
• As de bastos: indica cambios de mentalidad y valores.

Deja un comentario