Como leer las piedras para conocer tu futuro

A pesar de que el arte de la adivinación ha acompañado a las personas durante miles de años, aún hay quienes dudan de los poderes que las energías del universo tienen sobre nosotros. Solo es cuestión de investigar un poco para descubrir las múltiples evidencias que legitiman el arte de la adivinación en todas sus formas.

El día de hoy vamos a hablar sobre un ancestral ritual que podrás utilizar para conocer el futuro y resolver todas las dudas que surgen en lo más profundo de tu corazón. A este ritual se le conoce como el arte de leer las piedras, y podrás realizarlo fácilmente en tu casa, aún sin tener conocimientos previos en la adivinación. Si quieres saber más sobre esta y otras formas de descubrir tu destino, te invitamos a que continúes leyendo.

Al arte de conocer el futuro por medio de las piedras se le conoce como Litomancia, y tiene sus orígenes en la antigua Europa y el oriente próximo, donde los sabios de la naturaleza y el universo conocían a partir del uso de gemas, cuarzos, cristales y otros tipos de piedras. Desde ese entonces se conocían los poderes secretos que guardan dentro de si todos los elementos de la naturaleza, demostrándonos en innumerables ocasiones que lo que vemos es mucho más de lo que parece, y que incluso en lo que aparentan ser simples piedras podemos conocer los secretos del universo.

A lo largo de los años se han desarrollado diferentes métodos para practicar la Litomancia. Estos varían dependiendo del resultado que queramos obtener, el lugar en el que nos encontremos y otros factores como el ciclo lunar y la hora del día. A continuación te presentaremos algunas de las prácticas más comunes de la litomancia y la forma de llevarlas a cabo. Verás que podrás encontrar en ellas una forma muy efectiva de poner a tu disposición los secretos que guarda el universo.

Litomancia con Si y No

leer las piedras

Esta técnica de adivinación por medio de las piedras es una de las más sencillas, pero también una de las más efectivas. Consiste en obtener respuestas de si o no, dependiendo del número de piedras que se queden con nosotros. Para realizarla necesitarás los siguientes elementos.

  • Un saco o bolsa tamaño pequeño, que puedas llevar contigo fácilmente
  • 10 cuarzos blancos pequeños
  • 10 piedras del tipo cristal de colores pasteles. Elige cristales redondeados y que puedas manejar fácilmente con tus manos sin peligro a lastimarte.
  • 10 piedras de río pequeñas.
  • 10 piedras de jardín pequeñas.

Coloca todas las piedras previamente descritas dentro de la bolsa o saquito, y suavemente agítalo un poco para que estas se revuelvan muy bien. Tómalo con ambas manos y sigue las siguientes instrucciones.

1. Toma con ambas manos el saquito y ponlo enfrente de ti, a la altura de tu pecho.
2. Sujeta con tu mano izquierda el saquito desde la parte inferior y coloca tu mano derecha con la palma cerrada sobre el saquito.
3. Realiza la pregunta que desees conocer su respuesta a la bolsa de piedras. Puedes hacerlo en voz alta o mentalmente, pero en todo momento recuerda que debes de canalizar toda tu energía hacia las piedras, para que de esta manera puedas conectarte con ellas y conocer los secretos que esconden.
4. Con tu mano derecha toma un puñado de piedritas de la bolsa. Cuéntalas y en base a lo que encuentres la respuesta será la siguiente:
a. Si el número de piedritas que tomaste es impar, la respuesta a tu pregunta es un sí.
b. Si en cambio, el número de piedritas que sacaste es impar, la respuesta a tu pregunta es un no.
5. También puedes tomar en cuenta las siguientes consideraciones:
a. Si sacaste más cristales y cuarzos que piedras de río y de jardín, es que tu pregunta está por las nubes, muy imprecisa y no has explicado muy bien las variantes. Intenta de nuevo siendo más específica al respecto.
b. Si sacaste más piedritas de río y de jardín, tu pregunta está centrada y es fácil conocer la respuesta. Puedes intentar nuevamente para asegurarte.
Litomancia con 9 piedras.

Este tipo de litomancia relaciona 9 piedras distintas para responder a preguntas y cuestionamientos más complejos que simplemente un si y un no. Para realizarla, tendrás que conseguir los siguientes elementos:

leer las piedras

  • Un saco o bolsa mediana.
  • Una piedra de jardín que simbolizará la tierra, con los bines materiales y posesiones.
  • Un cristal blanco que simbolizará la luna, junto con tus emociones.
  • Un cuarzo naranja que simbolice a Mercurio, el cual representa tu relación con el entorno.
  • Un cristal de color rojo que simboliza a Venus y al amor que te rodea
  • Un cuarzo rojo que simboliza a Marte, junto con el dinamismo y el movimiento.
  • Un cuarzo morado que simbolizará a júpiter, quien te invita a pasar la página
  • Un cristal Azul que simboliza a Saturno, quien te habla sobre los obstáculos.
  • Una piedra de río que simbolizará lo desconocido.

Una vez consigamos todo el material que necesitamos, deberemos colocar todas las piedras dentro de la bolsa. Seguiremos entonces el siguiente proceso:

1. Deja la bolsita con las piedras a la luz de la luna durante una noche. Es más efectivo si realizas este proceso en luna nueva, ya que es el símbolo de volver a comenzar tomando mejores decisiones.
2. A la mañana siguiente o durante el transcurso del día, busca un espacio en tu casa donde puedas sentirte totalmente tranquila y a gusto. Donde nadie te interrumpa y que exista silencio.
3. Si deseas, puedes prender una vela o incienso para ayudar a tu proceso de relajación y meditación.
4. Siéntate en el suelo y coloca frente a ti la bolsa con las nueve piedras.
5. Medita tu pregunta, cuestionamiento o situación durante unos minutos, y una vez la tengas muy clara en tu mente, saca tres piedras en el siguiente orden.
a. Una con tu mano izquierda
b. Otra con tu mano derecha
c. Otra con ambas manos.
6. Las tres piedras que saques de la bolsa esconden la respuesta a la pregunta que planteaste. Puede que en un principio no parezca lógico o que no tenga sentido, pero es cuestión de que te sientes a meditar con toda la paciencia del mundo hasta que logres descifrar el mensaje que el universo quiere compartir contigo a través de las piedras.
7. Antes de realizar otra pregunta debes de haber descifrado el mensaje que las piedras te han mandado.
8. Una vez termines dales gracias a las fuerzas del universo y coloca las piedras dentro de la bolsa de nuevo.
9. Guarda la bolsa de piedras en algún lugar poco iluminado, repite el proceso si las necesitas utilizar algún otro día.

Litomancia con piedras de colores.

Este ritual consiste en utilizar piedras de diferentes colores para encontrar respuesta a los misterios y preguntas que nos agobian. Funciona de manera muy similar a los rituales pasados, haciendo preguntas e interpretando el resultado según lo que hayamos obtenido. Para realizarla, es necesario que consigas los siguientes elementos.

leer las piedras

  • Una hoja blanca
  • Una pluma o bolígrafo
  • Cuarzos, piedras o cristales de los siguientes colores: Azul, Roja, Amarilla, Verde, Naranja, Púrpura, Blanco y Negro.
  • Una pequeña bolsa o saquito.

Para conocer el futuro por medio de la litomancia de colores, deberás seguir los pasaos que te describimos a continuación:

1. En la hoja de papel blanco, dibuja una línea horizontal y una vertical de manera que estas se crucen en el centro formando un ángulo de 90 grados. Obtendrás así cuatro cuadrantes.
2. Escribe en cada uno de los cuadros, en el orden que tu elijas lo siguiente:
a. Muy probable que suceda
b. Es probable que suceda
c. Poco probable que suceda
d. Nada probable que suceda.
3. Guarda todas las piedritas en la bolsa y agítalas suavemente para que estas se revuelvan.
4. En este tipo de ritual no tendrás que hacer preguntas, ya que las piedras conocerán tu destino y lo que guardas en tu corazón. Simplemente tendrás que realizar el ritual e interpretarlo de manera correcta.
5. Con tu mano izquierda toma dos piedras
6. Toma otras dos piedras con tu mano derecha.
7. Con cuidado, suelta las piedras sobre la hoja de papel y dependiendo del color de la piedra, encontrarás que cada una representa lo siguiente:
a. Azul: Bienestar espiritual y mental
b. Roja: Pasiones, celos, frustraciones e ira.
c. Amarilla: Bienes materiales, abundancia y felicidad
d. Verde: Salud y bienestar para ti y tu familia
e. Naranja: dudas e incertidumbres
f. Púrpura: lujos, excesos y derroche
g. Blanco: pureza espiritual y de mente
h. Negro: Angustias, problemas y preocupaciones.
8. Es así como, si por ejemplo, encuentras que la piedra azul cayó en el cuadro que nombraste con “muy probable que suceda” es muy probable que tu vida esté repleta de bienestar espiritual y mental.
9. Verás entonces que por cada vez que realices el ritual tendrás la respuesta a 4 incógnitas diferentes, las cuales podrán ayudarte a tomar las decisiones correctas a corto largo y mediano plazo.

Piromancia simple.

Este tipo de litomancia es otro tipo de adivinación que nos sirve también para obtener respuestas claras de si o no. Es muy simple de realizar y consiste de muy pocos pasos. Para realizarla debes de conseguir los siguientes elementos:

  • Una hoja de papel
  • Un bolígrafo o pluma
  • Una piedra de cualquier tipo.

Para realizar la piromancia simple, deberás de seguir los pasos que te describiremos a continuación.

1. En la hoja blanca, utiliza el bolígrafo o pluma para dividir la hoja en dos con una línea recta.
2. De un lado, dibujarás el sol, del otro lado dibujarás la luna.
3. Toma la piedra con tu mano derecha y realiza una pregunta que puedas responder con si o con no.
4. Aviéntala ligeramente de manera en que te asegures que esta caiga en algún lugar de la hoja de papel.
5. Dependiendo de donde caiga obtendrás un resultado:
a. Si cae del lado del sol, la respuesta a tu pregunta es si
b. Si cae del lado de la luna, la respuesta a tu pregunta es no.

Consejos para realizar las prácticas de la Litomancia.

Siempre realiza estos rituales de litomancia en lugares en los que estés tranquila y relajada, y donde sepas que no sufrirás interrupciones ni habrá ruidos fuertes y molestos que puedan robarte la concentración.

Si tienes dudas en alguno de los resultados, puedes repetirlo cuantas veces quieras hasta obtener el mensaje totalmente claro. Muchas veces no obtenemos las respuestas que buscamos porque no estamos concentrándonos lo suficiente como para conectarnos y volvernos uno mismo con la naturaleza y el universo. Toda práctica para adivinar el futuro requiere práctica, de modo en que puedas llegar a desconectarte del mundo material que te rodea y encuentres comunicación con tu parte metafísica. Es por esto que quizá las primeras veces tengas que repetir los rituales hasta encontrar una respuesta que en realidad refleje las respuestas que depara el futuro en ti.

Es normal tener dudas al respecto de este tipo de prácticas, sobre todo cuando ahí afuera hay tantas personas que dicen conocer los métodos más acertados para predecir el futuro cuando en realidad no tienen la menor idea. Lo importante es que pongas en práctica aquellos rituales los cuales tu corazón te diga que te ayudarán descubrir los secretos del universo. En el caso de la litomancia, hay muchos rituales que requieren de diversos materiales. Te recomendamos que si esta práctica es de tu interés comiences por los que te acabamos de describir, y poco a poco continúes investigando hasta que encuentres y domines todo tipo de prácticas.

Finalmente, recuerda siempre que para todo ritual necesitas conectarte con las fuerzas del universo, por lo que el primer paso será sentirte relajada y en paz contigo misma. No dudes nunca de la fuerza interior que reside en ti, y poco a poco aprenderás a dominarla para volverte más fuerte y sabia.

Deja un comentario