Historias y Leyendas ecuatorianas

Historias y Leyendas ecuatorianas
5 (100%) 1 voto

Las leyendas ecuatorianas que forman parte de la historia y del folclore de los pueblos.

Las leyendas son historias transmitidas oralmente, a veces pueden llegar a superar la ficción. Hace unos días os hablábamos sobre las leyendas de terror y citábamos algunas en concreto. Hoy hablaremos de algunas leyendas transcendidas en Ecuador,  un país maravilloso.

Países… pero es claro que no todas las historias han logrado sobrevivir a lo largo del tiempo. Únicamente lo hacen aquellas que son más interesantes.

Cabe aclarar que el lugar de origen de la mayoría proviene de la conquista de los españoles. Pero estas han ido cambiando su fundamento histórico con la ficción.

Lo cual hacen que cada leyenda sea única y diferente a las otras, sobre todo aquellas leyendas ecuatorianas que poseen las calles de ecuador.

Ahora, te daremos a conocer todas aquellas maravillosas leyendas ecuatorianas que envuelven a este precioso país, sobre todo dejar constancia de aquellas que aún son las más relevantes y sobre todo. Las más interesantes.

La leyenda ecuatoriana de Cantuña

Esta es una de las primeras historias que escucharas en ecuador, debido a que esta tan arraiga a la cultura. Que todos los adultos, niños y jóvenes se la saben.

Nuestra magnética leyenda ecuatoriana. Habla sobre un indígena al cual todos en el pueblo conocían por su característico nombre. Cantuña.

Historias y Leyendas ecuatorianas

La historia de esta persona, inicia en aquellas épocas cuando los monjes franciscanos comenzaron a llegar.

Sobre todo a establecerse en Ecuador y en esta historia para ser más exactos, en la ciudad de Quito

Lo que obligo a las personas nativas del país, a realizar las construcciones de los templos católicos en la ciudad.

Y la leyenda ecuatoriana del Sr.  Cantuña continuó

El señor Cantuña, acepto de tan buena manera que los españoles se sorprendieron, además prometió que el templo se encontraría listo en el plazo de un semestre, sino que lo tendría antes listo de ser posible.

Pero al realizar este trato, él pidió una muy sencilla condición, la cual consistía:

Cuando el trabajo de los indígenas se viera terminado, se le debería de entregar una suma generosa de dinero

Sorprendidos los Franciscanos, se pensaron muy bien la propuesta de Cantuña. Como es claro por el plazo de tiempo que se había propuesto.

Debido a que era un plazo muy corto y ciertamente… muy complicado de cumplir.

Puesto que se trataba de una edificación sumamente grande aun si tuviera la ayuda de sus compañeros, pero esperanzados aceptaron.

Los días comenzaron a transcurrir y con él, el laborioso trabajo de los indígenas, pero dolorosamente la construcción se vío retrasada y sobre todo.

Avanzaba de manera muy lenta exactamente cuando ya habían trascurrido cinco meses, la construcción se encontraba a menos de la mitad, lo que le produjo una gran preocupación a Cantuña.

Haciendo que en su mente como un pensamiento oscuro y perverso. Vender su alma al diablo a cambio de que con su ayuda la construcción terminara al concluir los seis meses.

El diablo se apareció y acepto gustoso su trato. Haciendo que esa como otras noches sus demonios trabajaran en la construcción de la iglesia, pero nuestro amigo no estaba dispuesto a que se llevaran su alma.

Así que una noche cuando la construcción estaba con concluir, en una de las piedras que estaban usando, escribío:

“El que tome y coloque la piedra en su lugar, reconocerá a Dios de inmediato que es más poderoso que el”

El demonio al ver esto, ordeno furioso a su letanía de demonios dejar todo e irse de aquel lugar.

Por lo que Cantuña, termino en el tiempo acordado la construcción y conservando su alma.

La dama tapada

Esta leyenda, es de temor para todos aquellos jóvenes ecuatorianos. Puesto que se habla acerca de una mujer de cuerpo esbelto que se le presenta a los hombres en las noches

Y al pasar a su lado… ella es capaz de emanar un aroma muy embriagador. Que los seduce de tal manera que hasta parece que los hipnotiza.

Historias y Leyendas ecuatorianas

Una vez que los hombres se encuentran debajo de este poderoso efecto, son capaces de seguirla a donde ella vaya.

Que siempre son lugares alejados de las civilizaciones. Una vez que se encuentran solos, la mujer detiene su caminar y se vuelve a verlos.

Para quitarse el velo que cubre su rostro, se comenta que su rostro esta desfigurado en un proceso de descomposición. En cuanto al delicioso aroma se hace putrefacto.

La gran impresión hace que los hombres se paralicen y mueran. Pocos son los afortunados en huir, puesto que otros que huyen se vuelven locos de la impresión.

La bella aurora

La historia se desarrolla nuevamente en Quito, y nos habla de una joven sumamente hermosa de nombre Aurora.

Ella era preciosa y tenía una gran cantidad de pretendientes detrás de ella.

Que se daba el gusto de rechazar a la mayoría de ellos. Además su familia era pudiente y bien posicionada, por lo que ella vivía sin una preocupación ninguna.

Historias y Leyendas ecuatorianas

Un día nuestra bella joven salió a la plaza de la independencia, en donde se hacia la típica corrida de toros, ella miraba el espectáculo.

Hasta que en medio del festejo apareció un enorme toro con el pelaje negro y ojos rojos, corrió directo a donde estaba Aurora a la que miro fijamente. Haciendo que esta perdiera el conocimiento rápidamente.

Sus padres preocupados la llevaron a su casa. En donde cuando despertó una de sus paredes se derribó estruendosamente y del polvo resurgió el toro.

El cual corrió a envestir a nuestra bella mujer, haciendo que perdiera la vida.

Haciendo que a causa del estruendo, sus padres corrieran a su cuarto, pero no había rastro de ningún toro. Pero Aurora quedo en el suelo, muerta.

Leyenda ecuatoriana del Chuzalongo

Esta es una historia sumamente perturbadora, debido a nos relata a un granjero que estaba pastoreando a sus vacas, cuando de repente.

En el cielo… se comenzaron a formar grandes nubes negras que anunciaban una gran tormenta.

Historias y Leyendas ecuatorianas

Para esto, el ordeno a sus hijas a meter a las vacas, las cuales con gusto obedecieron el mandado de su padre. Pero no se percataron que entre el rebaño un ser pequeño, de nariz puntiaguda y con ojos de demonio andaba entre ellas.

Y al momento que se encontraron dentro del granero, este las ataco de tan brutal manera que se dice que las destrozo.

Jamás se volvió a encontrar a esa pequeña criatura.

Hay quienes dicen que se esconden en los bosques y se pelean con aquellos que los ven desnudos. Debido a que son criaturas con mucha vergüenza o con aquellos que quieren medir el poder de su fuerza. Son muy aguerridos.

La leyenda ecuatoriana de Mariangula

Esta es una de las historias más macabras que tiene Quito, puesto se desarrolla en un ámbito muy sombrío. Nos narran la historia de una niña de 14 años. La cual tenía una madre que vendía tripas asadas, un día a la madre se le comenzaron a acabar las tripas, por lo que demando a la niña a ir por más.

Historias y Leyendas ecuatorianas

Pero al tratarse de una joven de corazón rebelde, decidió irse con sus amigos a jugar y charlar, además con ellos se gastó el dinero de las tripas.

Pasado un rato se dio cuenta de lo que había hecho y con temor de volver a casa ideo un plan para evitar su castigo.

Miro el campo santo y pensó que sería buena idea, entrar y robarle las tripas a algún muerto reciente.

Así lo hizo y le quito las tripas a quien había muerto, para entregárselas a su madre que las recibió con gusto.

Esa noche, las tripas se vendieron muy bien y en la madrugada mientras nuestra joven pensaba en lo sucedido en la puerta de su casa los golpes de alguien la sobresaltaron.

Y a medida pasaba el tiempo la voz se iba haciendo más cercana diciend:

“devuélveme lo que me has quitado”

Asustada y llena de paranoia, tomo unas tijeras y se sacó las tripas para pagar su deuda.

La capa del estudiante

Es otra historia muy típica de los pueblos. Esta historia nos habla acerca de Juan que era un estudiante sumamente vanidoso, que le encantaba en épocas de examen presentarse impecable. Pero para ese entonces se le presento un inconveniente.

Pues las botas que adoraba se encontraban en muy mal estado.

Historias y Leyendas ecuatorianas

El poseía una capa que adoraba y sus amigos le comentaron que la capa debería de empeñarla y con el dinero comprarse unas botas, idea que no acepto.

Varias horas discutiendo, le comentaron que si iba a la tumba de su exnovia y clavaba un clavo le darían el dinero para su botas. Para esto, a su exnovia Juan le había sido infiel, motivo de su suicido.

Vanidoso, acepto el reto… saltándose la reja del panteón corrió a la tumba de su exnovia a clavar el clavo y en cada uno de esos golpes, el pedía perdón de corazón, al terminar… no pudo levantarse.

Sus amigos al notar que no regresaba encontraron a Juan muerto, con su capa clavada sobre la tumba.

El descabezado de Riobamba

Se narra que en las calles de Riobamba, una vez en sus penumbras por las calles comenzó a vagar un espectro maligno. El cual atemorizo al pueblo entero. Ese ser aparecía sin cabeza y acompañado de un enorme caballo negro que relinchaba a su llegada.

Historias y Leyendas ecuatorianas

Todos, se ocultaban en sus casas temeros de no encontrarse en ellas al momento que el sol se ocultara dentro de las montañas. Puesto que a esa hora se aparecía el espectro.

Muchos por curiosidad o locura, le hicieron frente, pero en algo que concuerdan todos los pobladores es que al verlo al directamente la impresión y el miedo es tanta que te quedas sin habla.

El Agualongo

Esta historia habla de un terremoto terrible que devasto la mayor parte del centro de Ecuador. Se dicen de entre los coemntaríos de los pobladores que muchos sucesos extraños ocurrieron como si su misma tierra les avisara lo que estaba a punto de suceder.

Historias y Leyendas ecuatorianas

Este sucedió en la plaza de Riobamba, exactamente.

En esa misma plaza, había una estatua de un pequeño niño que tejía, una tarde el día antes del siniestro. Enfrente de los ojos de los pobladores… se relata que comenzó a girar en su propio eje. Todos se asombraron y unos se asustaron.

Mucha gente y entre ellos los más ancianos, recalcaban que el movimiento de la pequeña estatua era motivo del terremoto. Y que quería ver la ciudad en sus orígenes, puesto que gran parte se derrumbaría.

El padre Almeida una leyenda ecuatoriana

Esta es la historia de un padre que posea un particular gusto por las bebidas alcohólicas. Como el título lo menciona, se habla acerca del padre Almeida

Adoraba beberse en las noches pequeños tragos de aguardiente. Por lo que para complacer este gusto, siempre se salía de su iglesia a las horas de la noche.

Historias y Leyendas ecuatorianas

Pero el padre Almeida, tenía una muy particular forma de escaparse del convento para irse a la cantina a beber.

Siempre se subía a una de las pequeñas torres y desde ahí iba escalando para poder llegar al suelo.

Una noche, que le dio sed… volvió a repetir este paso, en la ventana por la cual siempre salía, había un Cristo enorme.

Esa noche se tomó de una de sus manos para asomarse y de la nada escucho una voz que le susurraba

“¿Cuándo será que dejes de beber?”

A lo que él, a manera de tranquilizarse… se dijo que la voz había provenido de él mismo así que dijo en voz alta:

Hasta que no me dé más sed

Así salto y fue a la cantina en donde se puso completamente borracho, ya en la madrugada a la hora de volver a su convento. Se topó con unos jóvenes que cargaban un ataúd, con los cuales choco.

Provocando que este callera al suelo, haciendo que la tapa se rompiera y saliera el cuerpo. Grande fue su sorpresa al notar que era el mismo.

Su impresión fue tanta y temió tanto que la borrachera en él se desvaneció. Preocupado regreso al templo en donde de rodillas le pido perdón al Cristo que le había hablado y jurando que no volvería a beber.

 

 

Te puede interesar