Rituales para despedirnos de un fallecido

Rituales para despedirnos de un fallecido
Valora este artículo

Los rituales de despedida son actos simbólicos que nos ayudan a expresar nuestros sentimientos ante una pérdida. Esto es una de las experiencias más dolorosas y traumáticas que pueden cruzarse en nuestras vidas, dejar las costumbres que teníamos cerca de esa persona y el vínculo que se logró entre ambos. A pesar de esto debemos afrontar su muerte finalizando con todos los asuntos que quedaron pendientes entre los dos.

Seguramente a algunos de ustedes les ha pasado que se sienten mal, decepcionados y tristes porque  no tuvieron la oportunidad de despedirse de algún ser querido que falleció, como un amigo o familiar. Si te encuentras en esta situación este ritual o ejercicio te servirá de gran ayuda para poder despedirte de ese alguien importante que ha dejado este mundo, para que su alma descanse en paz y te sientas tranquilo y aliviado por haber podido comunicarte con él por una última vez, y decirle y expresarte con el como nunca lo habías podido hacer.

Estos rituales te ayudarán a guiarlo al amor y podrás darles todo tu cariño y apoyo. También podrás perdonarlo para que tu conciencia se encuentre tranquila, estable y serena al saber que tomará su camino de la manera correcta. Parece que se trata de leyendas pero son rituales totalmente ciertos!

Vamos a comenzar con el primer Rituales para despedirnos de un fallecido

Primero consigue una habitación que se encuentre sola, lo primero que vamos a hacer es purificarla, tomando el incienso de tú elección y distribuyéndolo alrededor de esta. La habitación debe estar ventilada y fresca, donde nadie te interrumpa y permanezca el silencio. Para un mejor ambiente puedes poner un poco de música tranquila o para meditar.

despedirnos de muertos

Puedes sentarte o relajarte acostado en una cama, el objetivo es que te puedas sentir tranquilo y concentrado. A continuación sierra tus ojos, relájate y de esta manera el ritual comenzará.

Es momento de comenzar a recordar a esa persona, visualiza su rostro y piensa porque te quieres despedir, todas esas razones, algo que no le dijiste en vida, o piensa si esa persona te quiere decir una última cosa. Mientras haces esto llena tu alma, mente y corazón de amor, también ten en cuenta de que puedes empezar a llamarle por su nombre. Cuando ya tengas la capacidad de mantener su rostro visible  en tu mente, comienza a hablarle, dile todo lo que no le pudiste contar en vida, algún asunto que no se resolvió, un sentimiento, entre otros. Demuéstrale que te sientes lleno de amor, si el sentimiento es muy fuerte puedes comenzar a llorar, pero no importa ese es el objetivo que puedes expresarte a él o ella de la mejor manera. Puedes incluso abrazarlo transmítele todo tu amor y tu energía positiva.

Dile todo lo que lo amas, como te sientes ahora que no está, como crees que será tu vida sin él o ella, todo lo que has valorado lo que hizo por ti cuando estaba en tu vida y como esperas mejorar en el futuro. Repártele todo el amor que reservaste para él o ella. Imagina que una esfera rosa los envuelve, recuerda  que este es color del amor incondicional.

Una de las ventajas de este ritual es que puedes permanecer el tiempo que quieras, incluso por minutos u horas. Lo que se busca es que te tomes tu tiempo para expresarte y despedirte, nadie estará contando el tiempo. Sólo que estés bien seguro de que nadie puede llegar a interrumpirte.

Cuando hayas terminado de hablarle y abrazarlo, despídelo y dile que siga el camino del amor, regálale todas las energías positivas  el cariño que tuviste por el para que su camino sea exitoso. Así podrás comenzar a abrir los ojos, lentamente hasta que te reincorpores con tu cuerpo y te sientas mejor.

Este ritual para poder despedirte de este ser querido te servirá de manera de que te sientas libre, aliviado y te vas a sentir protegido por esta persona que se ha ido y siempre estarás lleno de su amor incondicional. Para este ritual no es necesario que pertenezcas a una religión en especial, el punto es que tengas mucha fe.

Despedirnos de un fallecido con una fotografía.

Lo primero que harás será poner la fotografía de esta persona cuando esté feliz con unas velas. Deberás recordar diferentes anécdotas con él o ella para tener recuerdos felices y celebrar como fue su vida. depedirnos fallecidos

Puedes acompañar este ritual con tu familia y una pequeña misa. Recuerda sus cualidades, virtudes y talentos, también sus defectos para poder encontrar su verdadera esencia.

Recuerda momentos que pasaste con esta persona a partir de la fotografía, celebra como fue su vida. Puedes acompañar el ritual con música que caracterice a esa persona, de tal manera que sólo tengas mente para él o ella e ese momento. Prepara algunos de los platos favoritos de esa persona, eso atraerá su alma y podrán compartir ese momento especial, recreando los que pasaron en vida.

Despedirnos de un fallecido soltando globos.

Este ritual es mejor realizarlo cuando el fallecido es un niño o era muy joven, de preferencia realiza este con toda tu familia. Todos deberán hacer una carta a esa persona especial donde le expresen su cariño, amor y sentimientos, como se sienten con la partida y que es lo que le quieren dejar en su camino al cielo. Una vez terminado esto tome un globo inflado e imaginen a esa persona, diríjanse a un jardín, donde el clima esté despejado para que el globo tenga una buena trayectoria. Van a soltar el globo para simbolizar su camino al cielo.

Si esta despedida se trata de un adulto, haga el mismo procedimiento pero en lugar de soltar un globo pueden ser palomas o pueden plantar un árbol en honor a esa persona, para que la esencia de esa persona permanezca en su hogar.

Despedirnos de un fallecido en una carta.

La carta nos servirá para llenarla de palabras que expresen nuestros sentimientos y pensamientos que atormentan nuestra alma y corazón. Hay dos maneras de llenar esta carta, la primera consiste en escribirle la carta a la persona fallecida para agradecerle su estancia en la Tierra y todo lo que hizo por nosotros y como homenaje redactar como es que nosotros viviremos a partir de su perdida y como trataremos de mejorar nuestra persona por el o ella.

La segunda se realiza colocando velas en la habitación, tómate tu tiempo para pensar en esa persona, puedes tardar horas, trata de comunicarte con él o ella.

Cuando sientas esa conexión simplemente harás otra carta para contestar la que hiciste anteriormente. Esto funciona por que abras creado una conexión con el difunto y sabrás lo que te quiere decir. En la primera carta puedes escribir poemas para demostrarle más fácil tus sentimientos.

Despedirnos de un fallecido con una silla.

Este te servirá para expresarle todos los sentimientos que no pudiste en vida. Lo primero que harás será colocar la silla delante de donde tú te sentarás, puedes poner un poco de incienso en la habitación. Concéntrate en la persona, piensa que ella está ahí sentado y comienza a hablarle de cómo es tu vida sin él, háblale de todo lo que quedo pendiente entre ustedes, cuéntale sobre tus necesidades y porque te quieres despedir de él y finalmente agradécele por haber estado junto a ti en su vida.

Ahora que ya viste las opciones y elegiste la que mejor se adapta a tu situación te voy a mostrar algunas reglas que te facilitaran asimilar la perdida de la persona y mejorarán la eficacia de los rituales.

  • Aceptar los hechos. Seguramente el impacto será muy fuerte pero siempre trata de aceptar los acontecimientos, auto engañarte solo empeorará el proceso de asimilación de los hechos.
  • Adáptate a tu nueva vida. Debes de saber sobre llevar tu vida sin esa persona, será difícil pues apoyaba en las tareas del hogar, entre otras, pero procura aprender constantemente.
  • Calcula correctamente el momento de despedirse. Dependiendo de tu proceso de maduración, entenderás cuando es el momento de despedirte de esta persona. Entiende que cada persona tiene su ritmo para asimilarlo, y así como quieres que te comprendan, piensa en los demás.
  • Acepta tus emociones. Suele suceder que se sienta rabia por el que se ha muerto. Los sentimientos que se presenten no serán lógicos y mucho menos si se trata de una muerte traumática. También puede ser por sentir culpa, pero no te preocupes, solo deja que tus sentimientos fluyan con el tiempo.decir adios muertos
  • Aceptar el duelo: No te preocupes por llorar, es una forma de aliviarse y sucede por recordar todos los acontecimientos el pasado. Incluso puedes llegar a tener sensaciones fuertes como ganas de gritar. Es recomendable desaguarte para olvidar las penas. En caso de no hacerlo puedes entrar en crisis o tener una depresión severa. Reserva un espacio a cada sentimiento que surja con el paso del tiempo.
  • Terminar con los asuntos que quedaron pendientes. Este paso se refiere a no solo lidiar con los asuntos materiales, sino que también con los morales e internos, como los pensamientos y sentimientos que no se pudieron expresar. Cuando cargas con un asunto pendiente suele ocurrir que pienses que es algo muy importante o difícil, pero al momento que lo resuelvas te darás cuenta de que le diste el peso equivocado, era más fácil de lo que pensabas. Es en este punto que puedes hacer uso de los rituales anteriores, dependiendo de cómo te sientas y cual se ajusta más a ti.
  • Aceptar la realidad de una pérdida. Saber que estos acontecimientos ya no pueden cambiar y no hay vuelta atrás. Solo estaremos preparados para decir adiós y alejarnos de lo que se ha ido cuando seamos capaces de aceptar la realidad. Todo esto consiste e adaptarse a la perdida y enfrentar el duelo que tendremos con nosotros mismos por la despedida definitiva que se haya presentado. Solo así podremos enfocar nuestro amor a otras personas.
  • Valorar todo lo que esa pérdida nos deja. Ante todas las pérdidas que suframos hay que guardar todo lo positivo que nos deja, como los recuerdos juntos, sus actitudes que tuvo en la vida, vivencias, aprendizaje en los fallos que tuvieron, entre otros.
  • Celebrar los rituales de despedida. Celebrar su despedida es importante cuando la muerte del familiar o amigo deja un hueco en nosotros. En estos rituales se procura mantener los recuerdos y mantener el dolor solo durante el rito, las expresiones deben ser controladas y se debe mostrar e respeto que el difunto se merece.
  • Vivir el luto. Debes aceptar todas las emociones que se te presenten como apatía, depresión, aislamiento, etc. Recuerda que como se dice debes de dejar cicatrizar la herida. Si tus emociones son muy prolongadas puedes buscar ayuda profesional.
  • Deja que la vida te encuentre. Acepta los regalos que la vida te da con alegría.
  • Pide ayuda si es necesario. Recuerda que tus familiares y amigos querrán ayudarte, aunque no saben cómo hacerlo. Dales la oportunidad de hacerlo y diles que es lo que necesitas.

Estos rituales son muy sencillos ya que casi no se utilizan objetos materiales para despedirse, sino la representación de esa persona que nos deja. Otra ventaja es que lo puedes hacer solo o acompañado, para tener una mejor experiencia.

Tan solo el hecho de tener una oportunidad extra de despedirte adecuadamente con esa persona puede cambiar tu futuro para bien.

No tendrás límites para estos rituales pues no necesitas creer en una religión específica, solo mantente sereno y tranquilo.

No olvides que todos involucran el amor, no olvides transmitirlo a esa persona para que su camino al cielo sea de lo mejor. Aunque lo intentes recuerda que no puedes evitar la tristeza y dolor en una despedida, lo mejor es desaguarte y permite que te ayuden.

Despedirse es un proceso que puede tardar una eternidad pero más vale que al final puedes seguir siendo tú mismo, non dejes que la amargura sea el camino que atormente el resto de tu vida.

Por último lo más importante es que recuerdes a esa persona por los momentos más felices que tuvieron y no porque ya no está.

 

 

Te puede interesar